Category: Category 1

Abrí los ojos y no sabía donde estaba, mi cabeza iba a explotar. Todavía tenía las botas puestas. Curiosamente la noche anterior advertí explícitamente que la regla era no quedarse dormido con zapatos. Nadie lo olvidó, pero tampoco nadie hizo nada al respecto. Estaba en un colchón inflable, recordé que estaba en Austin, en casa de Jason. La luz del sol iluminaba la sala y sólo se escuchaban algunos. Giré a la izquierda y vi a Desentis dormido profundo como una gran cerda. Me sentía realmente mal pero pensaba en la noche anterior y se me pasaba. Mi playera tenía una gran mancha de salsa sriracha, de los shawarma que comimos cerca de las 3 de la mañana saliendo del barracuda.  Definitivamente fue una gran celebración.

Podría decir concretamente que vimos algunas bandas que nos gustaron mucho y jugamos billar. Salimos a comer y caminamos a casa. Gran noche gran fiesta. Con esas tres oraciones se resume lo que tardaría días en contar y aun así, nunca nadie podría tener un verdadero acercamiento al nivel de buenos ratos que se lograron. Sería inútil intentarlo.

Hoy en la mañana despertamos y poco a poco nos pusimos a recordar todo lo sucedido para volver a reír un poco más. En este proceso pude llenar vacíos de memoria que tenía. Varios comentaron la calidad de  regadera que Jason tiene. Algunos se adelantaron a una cafetería mientras todos terminábamos de alistarnos para un gran día. Mientras esperaba mi turno en la regadera lavé en el fregadero mi playera. Por suerte había un garrafón de cloro justo al lado, eso hizo el truco.

La caravana se había movido de la cafetería a un restaurante llamado Tamale House, ahí los alcanzamos en la camioneta. Fuimos por que a Jason le encanta la comida mexicana. Yo todavía me sentía un poco inestable por lo que preferí desayunar poco. Nos sentamos en el patio donde por un rato vi como se bañaba un pajarito en la fuente.

Dejamos a todos en casa y seguimos a Jason hacia el aeropuerto. Teníamos menos de 15 minutos para llegar a entregar la camioneta y todavía debíamos llenar el tanque. Todo fluyó sin problemas.

Llevamos toda la tarde conviviendo juntos en casa, dejando que el tiempo pase hasta que sea momento de tocar. La casa esta llena de viniles buenísimos e instrumentos musicales, un jardín enorme y las cervezas que sobraron de ayer. Mas bien creo que las cervezas se acaban de terminar. También estan Grace y el Benny, el perro chihuahua y el gato de Jason, grandes tipos.

Foto por el James