Category: Category 1

La vida tiene mucho más sentido tocando un instrumento, haciendo ruido y mezclándolo con silencio, es como nadar desnudo en colores o como dar el discurso perfecto, es libertad más allá las palabras, es libertad de expresión en su máxima potencia. Pero esto sólo cuando lo haces bien, cuando el asunto fluye, no cuando sabías que no debías comer esos tacos de 8 pesos y aun así lo hiciste a unos 50 minutos de tocar. Pero, ¿qué la vida no es una apuesta?, quizá hoy aún hubiera preferido ese delicioso sabor en mi boca que el bienestar gástrico al tocar. 

Como se acaba de mencionar, la ejecución musical (en las circunstancias adecuadas) podría asemejarse a decir un discurso irrefutable, a un público eufórico y extasiado que no puede mas que corresponder a la energía con gritos, fuera de sí, inmerso en la corriente del momento. Cada nota es cómo una palabra, cada frase musical es como un argumento tan sólido como los diamantes. Esta noche tan especial yo tenía unas palabras que decir, ya vaya que lo hice, golpeando con todas mis fuerzas hasta no poder más, hasta que respirar doliera.

¿Cómo describir con palabras el dolor o el placer, el odio o el amor? Por ahí se esconde una de las razones principales por las que nunca podremos prescindir de la música y del arte en general. Esa noche, tan simple como cualquier otra, un poco más de dolor y de amor quedó impreso en la eternidad en forma de vibraciones mecánicas, variaciones de presión acústica, impresiones sonoras en la mente de esa gente que veía nuestra espectáculo cuando valía la pena ver y bailaba cuando no podían aguantar esas ganas de moverse juntos, al mismo tiempo, hasta terminar estrellándose unos contra otros, como una gran… cosa. 

Fue la primera vez que tocamos después de una dura despedida, la primera vez que despedimos a Jerry, con una de sus canciones favoritas y también con una de las mejores obras de su vida.

En el fondo, por más duras que sean las circunstancias, la música puede hacer el truco, transformar, es la herramienta perfecta de alquimia. Incluso si la tragedia es el tema principal o la catatónica celebración. Incluso cuando dices adiós, o preguntas ¿por qué?. Sólo hay sonido y silencio. Sólo es.

 

Fotos por Diego NavZa